jueves, 10 de diciembre de 2015

Aguallueve

Hoy vamos a visitar un lugar super interesante y precioso: el Aguallueve de Anento. Pero... ¿qué es el agua llueve? Se trata de un manantial del que continuamente caen gotitas de agua y así, forma un relieve muy curioso con paredes de piedra, musgo y pequeñas cuevas.
Aguallueve

Como se puede observar en la fotografía, forma un valle con mucha vegetación. Para acceder a él, primero hay que dirigirse a Anento. Anento, es un pueblo de Aragón, perteneciente a la provincia de Zaragoza y que está en la Comarca de Campo de Daroca. Está a 20 km de Daroca y a 85 km de Zaragoza.  Se encuentra a unos 929 kilómetros de altura y tiene unos 153 habitantes. Muy pocos, vaya.

Una vez que lleguemos a la entrada de Anento, podremos observar un cartel en el que pondrá "Aguallueve". Nos deberemos desviar por esa dirección y llegaremos aquí: al castillo de Anento, que veremos en otra entrada...

Castillo de Anento


Si echamos la vista atrás, desde el punto de vista de la fotografía anterior, podremos ver un pequeño sendero formando unas escaleritas con piedras que van descendiendo... Debéis tomar ese camino y seguir las indicaciones de los carteles. Es un camino un poco largo pero no se hace pesado ya que es bajada, lo malo es la subida... por experiencia propia, jeje.


Turistas dirigiéndose al Aguallueve




Guau! Menudas vistas...















Como he dicho anteriormente, este manantial crea unas fantásticas paredes de piedra, cuevas, musgos... Todo esto es una formación de caliza, donde varios manantiales, surgidos de los acuíferos y aguas subterráneas, han sido capaces de crear un relieve kárstico (producido por la acción erosiva o disolvente del agua), esto quiere decir, que lo forma el agua portadora de sales cálcicas que viaja en el interior de las cuevas. Esto da lugar un tipo de piedra característico que se llama toba. 


Interior de una cueva que hay en el Aguallueve
















Paredas repletas de musgos debido a la humedad


El agua que se recoge en la balsa vista en anteriores fotografías es usada para el abastecimiento de los campos y huertas de Anento que está muy cerca a este y se puede acceder andando perfectamene.
Este precioso lugar se encuentra en una zona bastante fría y durante el invierno, cuando se alcanzan temperaturas bajo cero, cada gotita de agua que cae se va congelando y crea un paisaje muy impactante.
 
Aguallueve en invierno


Las caídas de agua congeladas por las bajas temperaturas















Una vez que ya hemos dado una vuelta por esta pequeña balsa, nos podemos ir a ver el pueblo pueblo. Sin duda, el camino a éste es precioso.

El Aguallueve situado en Anento es un lugar precioso, en el que se puede ir a descansar un poco, a quitarte todo el estrés que conlleva la rutina y sobre todo se puede ir para poder ver en primera persona el arte que tiene la naturaleza de crear con sus propias leyes diversos relieves con diversas características. Para conocerlo es mejor visitarlo que leer sobre él, así que os animo a visitarlo, sin duda, vale la pena. Yo era la primera que iba y me lo recomendó un amigo. Simplemente, me encantó, nunca había oído hablar de él y cuando fui, quedé totalemente sorprendida de toda la belleza que posee.

Nos vemos en la próxima excursión...